¿Cómo lavas a tu hámster?

¿Cómo lavas a tu hámster?

El hámster es una de las mascotas apreciadas por los hogares después de los gatos y los perros. Estos roedores dan mucha importancia a un estilo de vida saludable. Aunque son capaces de arreglarse, nada les impide entrar en escena para cuidarlos. Aquí hay algunos consejos para cuidar tu bola de pelo.

¿Cómo lo hacen los hámsteres?

El lavado del hámster no se hace con tanta regularidad como con un gato o un perro. Es un animal muy limpio. Dedica casi el 25% de su tiempo a su abrigo. Practica su aseo cuando se despierta por la mañana y realiza varias sesiones cortas durante el día e incluso por la noche. Son meticulosos. A veces, se lame el cuerpo para arreglarse el pelo y eliminar el olor de los humanos después de que hayan jugado con él.

El acicalamiento es un momento sagrado para el roedor. Le lleva unos quince o veinte minutos cuando empieza. A diferencia de las ardillas, no se apoya en sus patas traseras, sino que se sienta correctamente en sus nalgas para tener más libertad.

Siempre empieza con la cabeza. Pasa su lengua por sus patas delanteras y se frota detrás de sus orejas, cara y hocico. Realiza estos movimientos varias veces hasta que siente que su cabello está en orden. Luego usa su flexibilidad para acceder fácilmente al resto de su cuerpo como su espalda, estómago y muslos. También utilizan sus patas para peinar su piel y eliminar cualquier impureza que pueda estar presente.

El baño sin agua

El hámster siempre ha aprendido a cuidarse a sí mismo. A veces, en ciertos casos, hay que intervenir. Pero para hacerlo, acérquese a expertos en la materia como un veterinario o visite una tienda de mascotas. Le ofrecerán un baño seco para su roedor.

Este es un tipo de champú especial para estas mascotas. En general, se recomienda comprar este artículo en tiendas especializadas para limitar los posibles efectos secundarios debido a su calidad.

La forma en que se aplica este tratamiento requiere mucho cuidado y atención de su parte. Envuelve a tu mascota en una toalla y colócala en tu regazo. Asegúrate de que no se escape. Esparcir el producto en su cuerpo, evitando ponerlo en su cabeza y cara. Para esparcirlo uniformemente por todo su abrigo, use un accesorio con pelo suave. Haga movimientos uniformes y delicados. También puedes aprovechar tu sesión para darle un pequeño masaje.

También hay métodos más convenientes, como las toallitas húmedas. Aquí, sólo tienes que limpiar el abrigo de tu hámster. Siguen siendo relativamente eficaces contra los malos olores.

El baño de arena

Esta alternativa es la mejor opción para mantener a su mascota sana. También es una forma natural y respetuosa con el medio ambiente. Puedes conseguirlo en tu tienda de mascotas local.

La arcilla de baño también se conoce como arena de chinchilla. Esta no es la arena ordinaria que encontrarás en tu jardín o en la playa. Es una arena especial hecha de piedra pómez. Tienes que elegir la cantidad de arena a usar dependiendo del tamaño de tu bicho. Debería haber suficiente para que su roedor se desarrolle, y no demasiado para prevenir algunos problemas respiratorios.

Instintivamente, tu hámster se revolcará en él para arreglarse. Lo usa principalmente para dar brillo a su cabello. Se bañará en él varias veces durante el día además de sus sesiones de limpieza. Este producto tiene el poder de hacer brillar su pelaje y de aportar un cuidado beneficioso a su piel.

Bañarse con agua

El agua generalmente tiene un impacto en la salud de los hámsteres. Este método sólo debe utilizarse como último recurso, por ejemplo, si su bola de pelo no tolera los champús o si no presta atención al baño de arena. Entonces puedes adoptar esta técnica para limpiarlo.

En primer lugar, consiga un pequeño contenedor preferiblemente con paredes ligeramente altas para evitar que su mascota se escape. Durante el proceso, siempre use agua tibia y evite mojarse la cabeza. Use movimientos lentos y suaves para no estresar a su hámster.

Use un champú especial si es necesario, como si quisiera deshacerse de un producto en el cuerpo de su animal. La sesión sólo debería durar unos minutos. Al final, envuelve a tu roedor en una toalla y sécalo. Manténgalo caliente hasta que esté completamente seco antes de volver a ponerlo en su jaula.

La higiene de la jaula

Este animal es limpio por naturaleza. Pero su salud también depende de la higiene de su entorno. De hecho, su jaula de hámster requiere un mantenimiento regular para asegurar el desarrollo óptimo de su roedor.

Para la limpieza diaria, nada más sencillo, se quitan los excrementos y otras suciedades del interior del equipo. No tendrás que pasar por toda la zona ya que tu mascota tenderá a hacer sus necesidades en el mismo lugar cada vez.

En cuanto a los residuos de comida, también es aconsejable retirarlos todos los días para evitar la formación de moho. En lo que respecta al sustrato, controle la cantidad regularmente y añada más si es necesario. Reemplaza su agua cada mañana y asegúrate de alimentarlo tanto como quieras.

La limpieza profunda debe hacerse al menos una vez a la semana. Consiste en retirar la basura completamente y cambiarla, lavar las paredes, el fondo y los accesorios que puedan estar en la jaula. Use agua caliente mezclada con vinagre blanco para combatir los olores. Durante la sesión, saque al hámster de su hábitat. Puedes ponerlo en una pelota de ejercicio mientras esperas su seguridad.

Corolina

Artículos similares

Opiniones sobre Habitrail Cristal – Pruebas y precios

Opiniones sobre Habitrail Cristal – Pruebas y precios

Opiniones sobre Habitrail Ovo – Reseñas y precios

Opiniones sobre Habitrail Ovo – Reseñas y precios

¿Cómo se planta el acuario correctamente?

¿Cómo se planta el acuario correctamente?

Para un nuevo acuario: ¿cómo y cuándo poner los peces?

Para un nuevo acuario: ¿cómo y cuándo poner los peces?